LE DIJO A SU JEFE QUE ESTABA ENFERMO PARA NO IR A TRABAJAR, PERO SU JEFE LO DESCUBRIÓ Y LE HIZO UNA BROMA ÉPICA

Alguna vez todos hemos pasado por situaciones difíciles, o nos hemos metido en problemas conscientemente. Un ejemplo de ello es cuando salimos a parrandear toda la noche y no tenemos ánimo para ir a trabajar.

Por eso, muchas personas se inventan excusas para que su jefe les dé el día libre. Sin embargo, estos planes no siempre funcionan tal y como lo habíamos pensado.

Una de las excusas más usadas es decir que tenemos diarrea o jaqueca. La mayoría de las personas recurren a estos síntomas para evadir su responsabilidad en el trabajo. Por una razón u otra, algunas veces funciona, otras no. Lo que a muchos se les olvida es que para hablar mentiras y comer pescado, hay que tener mucho cuidado. Algunos hablan mentiras que luego los pone en aprietos mayores.

Algo parecido fue lo que vivió este hombre llamado Miguel, quien trató de engañar a su jefe. Este le dijo que se sentía muy mal, y por eso quería saber si su jefe le podía dar el día libre. Sin embargo, su jefe ya sabía que era una mentira, asi que decidió trolearlo. Su conversación es todo un vacilón y te a dejamos más abajo para que te rías y aprendas de su error.

Conversación entre Juan Carlos y Miguel

Miguel: Hola Juanca. Disculpa que te moleste tan temprano, es que he amanecido fatal, con dolor de estómago y diarrea. Quería saber si podía tomarme el día y luego compensaría las horas.

Juan: Buenos días Miguel ¿Veo que anoche estuvo buena la fiesta?

Miguel: ¿Por qué dice eso Juanca?

Juan: La diarrea es la excusa más vieja para no trabajar, es la peor de todas. Además, recuerda que me tienes en Facebook y puedo ver las fotos en las que te etiquetan, como las de ayer que saliste con una botella de whisky en la mano. ¿Qué me dices de eso?

Este artista ilustro en 18 imágenes divertidas como son los días con su esposa en casa
Miguel: Es verdad, lo siento. Me excedí y ahora estoy fatal.

Juan: No te preocupes, tomate el día libre 🙂 ¿En verdad tomaste tanto?

Miguel: ¿Por qué me dice eso?

Juan: Has perdido la nocion del tiempo, hoy es domingo. Descansa y mañana nos vemos a primera hora.

Miguel: No me había dado cuenta ¡qué pena! Lo siento.

Juan: No te preocupes. Eso sí, te advierto algo…

Miguel: ¿Qué cosa?

Juan: No me vuelvas a escribir un domingo por la mañana

Miguel: No te preocupes Juanca, no volverá a pasar.

Juan: Vale. Nos vemos.

Miguel: ¡Gracias!

¡Qué vergüenza!

Sin duda, Miguel quedó en una situación muy embarazosa frente a su jefe. Este no solo descubrió que le mentía para no ir a trabajar, sino que su plan fue todo un fracaso. ¿Alguna vez te ha ocurrido algo parecido o conoces a alguien a quien le haya pasado algo similar? Dejamos saber por medio de tus comentarios.

La próxima vez que quieras evadir tu responsabilidad y no ir a trabajar, recuerda que es tu obligación y debes responsabilizarte. Si quieres faltar por alguna razón, al menos trata de pensar en un plan mejor que el de Miguel. Si lo que le pasó a este hombre te causó tanta risa como a mí, comparte su historia en tus redes sociales.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *