LA HIJA DE PAUL WALKER YA NO ES UNA NIÑA AHORA LUCE ASÍ - SALUD NATURAL

LA HIJA DE PAUL WALKER YA NO ES UNA NIÑA AHORA LUCE ASÍ

El tiempo es algo que nunca se puede parar, por más que queramos. Avanza incansable y constantemente, sin detenerse por nada ni por nadie, sin preocuparse de los estragos que a veces provoca. Parece mentira que ya hace 3 años del terrible accidente que le costó la vida al actor Paul Walker, conocido sobre todo por la serie de películas “ Rápidos y Furiosos”, donde era uno de los actores principales.

En sus primeros años, Paul Walker estudió y se licenció en biología marina, actividad que combinaba con el modelaje para poder costearse los costes de vida. Posteriormente apareció en varios programas de televisión y protagonizó la serie de National Geographic “Expedition Great White”

Ya desde joven, mostró un amor incondicional al mar, del cual fué un gran defensor y activista, aunque esto es de la naturaleza en general. Además, fundó la organización benéfica “Reach Out Worldwide” para ayudar a las zonas afectadas por catástrofes naturales.

La generosidad de Paul era tan grande, que cuando no estaba en la grabación de una película, estaba intentando ayudar de alguna forma al mundo, como cuando viajó a Constitución, Chile para ofrecer su ayuda a las personas después del terremoto de magnitud 8.8. También formó parte del Consejo de Administración de “The Billfish Foundation” para proteger la vida marina.

En el ámbito personal, Paul vivía en Santa Bárbara, California junto con su hija Meadow Rain Walker, nacida en 1999. Sus grandes pasiones eran salir a navegar, sus perros y su hija, la cual vivió durante sus primeros 13 años en Hawaii con su madre biológica, aunque después de esta edad se trasladó a vivir con el padre, el cual tenía la custodia completa de Meadow. Paul nunca falló como padre, ya que tenía una total dedicación a cuidar de su hija, a pesar del trabajo tan exigente que tenía

Tanto eran el amor y la dedicación que sentía Walker por su hija, que usualmente reservaba los veranos para disfrutarlos con ella, llegando incluso a enfadarse con unos productores que le propusieron grabar en verano. Tener el verano libre para poder disfrutarlo con su hija era un requisito casi indispensable para que Paul firmase un contrato. La relación entre padre e hija era excepcional, estando muy unidos en todo momento.

Desgraciadamente, las tragedias ocurren sin avisar. El 30 de noviembre de 2013, Walker iba de copiloto en uno de sus coches de edición limitada Porsche Carrera GT, con su amigo Roger Rodas, que había sido piloto profesional, aunque ahora se dedicaba a ser el asesor financiero de la organización benéfica de Walker entre otras. El coche al tomar una curva, se precipitó contra un poste de la luz a gran velocidad, provocando que Walker perdiese la vida casi inmediatamente por el impacto. Posteriormente el coche salió ardiendo y nada más fué posible hacer por él o su acompañante.

La hija de Walker le declaró la guerra a la compañía Porsche, alegando la mala construcción y mal diseño del coche, ya que este modelo de vehículo es característico por la peligrosidad que tiene. Después de varios cruces de declaraciones, la compañía se autoexculpa, declarando que Paul Walker “era consciente en todo momento de la peligrosidad del coche”, además hay algunas pruebas que le quitan culpabilidad a Porsche, ya que se encontró que los neumáticos tenían 9 años, lo cual podría haber resultado determinante para el accidente en un caso de adherencia con el asfalto.

Meadow Walker, ha recibido actualmente poco más de 7 millones de dólares, cantidad aportada por la familia de Roger Rodas al fideicomiso de la chica. Sin embargo, la demanda contra la compañía Porsche fue finalmente desestimada debido a las pocas pruebas que culpaban a la empresa, a parte de la utilización del propio coche, no había ningún defecto de fábrica en particular que hiciese que el coche se estrellase.

loading...

Leave a Reply